Con muerte de un hombre que pidió no lo mataran se le fue la mano a la Policía

November 14, 2018

Como los loros viejos que no aprenden a hablar, la Policía no acaba de asimilar el negativo efecto de sus métodos contra la criminalidad. Los agentes sólo saben golpear, torturar o apretar el gatillo, sin reparar en ruegos ni en la presencia de testigos, como indica un vídeo que recoge lo que ocurrió con Rubén Darío Hipólite Martínez, en el residencial Renata III, en Pantoja.

 

Martínez, perseguido por las heridas al capitán de navío teniente Augusto Lizardo González, en mayo, ruega en presencia de un hijo y un sobrino a los agentes que penetraron a su apartamento que no lo mataran, pero el clamor fue en vano.

 

No es la primera vez que ocurre un suceso de este tipo, frente al cual la respuesta del director de la Policía, Ney Aldrín Batista Almonte, ha sido designar una comisión para investigar el hecho. Martínez, participara o no en los hechos, hoy es otra víctima de la Policía.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Who's Behind The Blog
Recommanded Reading
Search By Tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Follow "THIS JUST IN"
  • Facebook Basic Black
  • Twitter Basic Black
  • Google+ Basic Black

Bonao City RD © 2018 Todos los derechos reservados.

Creado por Euris Acosta

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now